Decorar con Cuadros

Decorar con Cuadros

Al elegir los cuadros para una habitación siempre es conveniente saber qué ambiente deseamos crear. Como los cuadros aportan personalidad, saber qué estilo queremos darle a una habitación nos ayudará en su elección.

Elegir imágenes que nos gusten es indispensable para que la habitación nos resulte agradable. Nos podemos inspirar creando nuestros propios cuadros o resolviendo la decoración con cuadros comprados. De cualquier forma, saber equilibrar entre un diseño que se adapte al proyecto decorativo y a nuestros gustos personales es indispensable para tomar la decisión apropiada.

Los cuadros pueden ser creaciones propias, por ejemplo: una pintura sobre bastidor, un dibujo a mano sobre papel, un collage, renovar viejos marcos, enmarcar o utilizar objetos que no fueron hechos para ser cuadros (mapas, láminas, hojas de revistas, fotografías, bandejas, etc.).

Siempre podemos crear nuestros cuadros haciendo enmarcar objetos que nos gusten o que queramos dejar a la vista, por ejemplo: cartas personales, bolsas de papel de marcas conocidas, dibujos infantiles, retazos de tela, tapices, hojas de revistas, estampillas, colecciones, fotografías, postales, objetos origami, espejos, flores secas, etc.

En algunos mercados de pulgas o casas de remate se consiguen cuadros con marcos antiguos que se pueden reciclar y cambiar la lámina para darle un aspecto más moderno.

 

fuente: http://estiloambientacion.com